Ecografía para perros y gatos

Comentario: 0 Golpear: 81

¿Cómo funciona una ecografía?

La ecografía es un sistema para obtener imágenes a través de los ecos de los ultrasonidos dirigidos a un cuerpo u objeto. Se trata de ondas sonoras de alta frecuencia que se dirigen al organismo del estudio y al recibir la gran onda de sonido emite un eco. A través del transductor se recoge la información y un ordenador lo convierte en una imagen definida en una pantalla. Para que funcione correctamente se suele añadir un gel sobre la piel que facilita la transmisión de ondas.

Es un procedimiento sencillo y no invasivo. No existe radiación alguna, sencillamente un ultrasonido. De todas formas, aunque todos los expertos están de acuerdo que es un procedimiento inocuo, someter con demasiada frecuencia un feto a ecografías puede tener ligeros efectos secundarios como la disminución del peso de los cachorros o el retraso del desarrollo de algunas capacidades.

Lee también costo ecografía en Animal´s Center

Ecografías para roturas y otros problemas

Ya sea por la rotura de un hueso o por haber ingerido un objeto concreto, los motivos por los que tu perro puede llegar a someterse a una ecografía son muy variados. El veterinario te aconsejará este método de análisis para cerciorarse y confirmar un diagnóstico.

No debemos escatimar a la hora de cuidar la salud de nuestra mascota, además, someterse a este procedimiento puede desenmascarar fallos que hasta ahora no habíamos identificado como problemas urinarios, posibles tumores o un embarazo sorpresa.

ecografia

Ecografías en el embarazo

Si persigues el embarazo de tu perra deberás tener paciencia. Puede empezar a detectarse manualmente después de 21 días de la cópula. Siempre debe hacerlo un experto, tu veterinario. A veces sucede que en determinadas razas es más difícil de identificar y por ello recurriremos a una ecografía para perros.

En el embarazo, el veterinario nos aconsejará someterla a dos veces:

  • La primera ecografía: Se realiza a los 21 o 25 días de realizarse la monta, y cuanto más esperemos más exacto será el resultado. Se recomienda que la paciente acuda con la vejiga llena.
  • La segunda ecografía: Esperaremos hasta los 55 días de gestación para someter a nuestra perra a su segunda prueba. No existirá riesgo de daño en los cachorros y podremos identificar el número de ellos que viene en camino, además de la posición.

Es cierto que con este método se tiende a subestimar camadas pequeñas e infravalorar las camadas grandes. No es 100% exacto. Por este motivo, muchos expertos recomiendan hacía el final de la gestación someter a la perra a una radiología, cuando los cachorros son mas fuertes para comprobar exactamente el estado de los fetos y la cantidad. Te recordamos que este tipo de prueba sí es algo perjudicial para la salud de tu mascota, aún así, el veterinario te aconsejará si debes hacerlo o no para la seguridad del parto.

img_ecografia_para_perros_6076_paso_2_60

Fuente: www.expertoanimal.com

Etiquetas: ecografía canina

Comentarios

Deja tu comentario