Consecuencias de la falta de apetito en los perros

Comentario: 0 Golpear: 162

La inapetencia duradera, puede ser un poco devastadora para nuestro amigo peludo. Bastan diez días sin comer, para que todo el organismo empiece a fallar y quince o veinte, para que muera por inanición.

Por ello, hay que tener mucho cuidado con la falta de apetito en las siguientes situaciones de riesgo:

– En perros con pérdidas de peso mayores al 10% de su peso habitual.

– Perros que hayan sufrido alguna intervención quirúrgica.

– Perros que presentan nauseas o diarreas prolongadas.

– Perros con quemaduras o heridas, trastornos que incluyan fiebre, infecciones o traumatismos.

– Canes que presenten enfermedades crónicas o se encuentren en tratamiento con antibióticos.

Medidas de urgencia

Si tu can pasa más de tres días sin alimentarse, debes preocuparte y tomar medidas. Asimismo, de llevarlo de inmediato al veterinario, debes:

– Mantener su nariz completamente limpia para que el olor de la comida le estimule el apetito.

– Proporcionarle comida más apetitosa (el pollo deshuesado con arroz suele ser una buena alternativa).

– Recurrir a fármacos estimulantes del apetito únicamente recetados por el veterinario (algunos traen complementos como el Omega 3).

– Tratar de que el can coma dándole con la mano o introduciéndole los alimentos en el hocico, para ayudarle sólo si es necesario.

Si nada de esto funciona, el médico veterinario es quién tendrá que aplicar alimentación intravenosa e investigar la raíz del problema. Lo más importante es estar siempre atentos y no entrar en pánico si nuestro amigo perruno rechaza el alimento después de hacer mucho ejercicio o si tiene la mente en otro lado, como en una hembra en celo, o si hay alteraciones en el ambiente.

En ocasiones no comen simplemente para llamar la atención o porque se encuentran aburridos del mismo tipo de comida, pero esto no será por más de un día, así que debemos estar atentos, ya que si el rey de la casa se niega a realizar su actividad favorita (comer), es porque algo no está marchando bien.

¿Qué hacer cuanto tu perro no quiere comer?

Puede que la solución sea mucho más simple de lo que parece: es muy posible que a tu perro no le agrade el alimento que está comiendo, puede que nunca le haya gustado pero que se lo comía ya que no había otra opción, hasta que llega un punto en el que decide no probarlo más. Por esta razón cuando notes que ha dejado de hacerlo una buena idea es cambiar el sabor e inclusive la marca y experimentar si le agrada. Te aconsejamos que compres el pienso en Zooplus, donde podrás conseguir una gran variedad de sabores y marcas a tu disposición.

Ante una pérdida del apetito la opción no es proporcionarle alimento de humanos, lógicamente éste le parecerá mucho más delicioso pero no contiene los nutrientes y vitaminas necesarias; además podría enfermarlo, por ello, no sustituyas el pienso por la comida preparada por ti, esfuérzate por encontrar el sabor correcto.

Puedes combinar las comidas, utilizar dos tipos de pienso distintos o alimento seco y enlatado, uno para la mañana y otro para la noche o cambiándolos en la semana, esto le va a permitir sentir una mayor variedad y estar más entusiasmado.

Otra forma para saber qué hacer si tu can no come es escoger alimentos con olores que puedan resultar un poco más atractivos para tu perro, pues mientras más fuertes sean los aromas más deseo tendrá el animal de comer.

Durante las pruebas de nueva comida y los primeros cambios quédate cerca de tu mascota mientras come, en ciertas ocasiones él disfruta de nuestra compañía al alimentarse y por eso se acerca a nosotros cuando lo hacemos. Puede resultar una estrategia nueva para que recupere el apetito.

Recuerda que es sumamente normal que los canes se aburran de comer siempre el mismo alimento, por este motivo no esperes a que pierda las ganas de hacerlo para cambiar de pienso, puedes ir variando al mezclar dos tipos de alimentos o entonces cambiar cada pocos meses a uno nuevo.

Además de que a tu perro no le agrada el pienso que le das, puede haber otras razones por los que el can no quiera acercarse a su comida. Aparte de los que ya nombramos anteriormente también puede ser por el calor, el estrés o los cambios bruscos pueden hacer que el perro pierda el apetito; otro de los factores pueden derivarse de que tu perro tenga algún tipo de enfermedad en la boca y, por ello, no quiera comer.

También puede ser que tu perro sienta anorexia, es decir, que no quiera comer debido a algún otro tipo de enfermedad más grave como podría ser la pérdida de olfato o algún desajuste en el sistema nervioso. Los tumores o los problemas renales también pueden provocar que tu perro no quiera comer.

Por tales motivos, es muy importante que, si luego de seguir los consejos que te hemos dado anteriormente tu perro sigue sin acercarse a la comida, acudas a un veterinario para que sea él quien determine si el problema es más grave.

Fuente: mascotafiel.com

Comentarios

Deja tu comentario